Obtener una certificación coaching empresarial no es tan difícil como algunos piensan. Y aunque hay muchos gerentes, líderes y ejecutivos que cuentan con habilidades para ser coach, es necesario ir un poco más allá. Ya que este entrenamiento requiere un enfoque más holístico, te dejamos consejos útiles para seguir este camino.

¿Qué hace falta para conseguir la certificación coaching?

Si eres visto como un líder empresarial respetable y preocupado por sus semejantes, una certificación coaching puede avalar más esas capacidades. Antes de entrar en materia de estudio, un futuro coach posee las siguientes cualidades:

  • Promueve la inclusión. Un buen entrenador empresarial entiende que los empleados tienen visiones distintas y complementarias. Al incentivar el intercambio de ideas, los toma en cuenta, valora sus opiniones y permite que aporten a la toma de decisiones.
  • Inspira confianza. Si usted genera confianza en su equipo, podrá potenciar más sus habilidades, motivación y desempeño. Este ambiente también facilita conocer las fortalezas de los colaboradores para proponerles nuevos desafíos.
  • Influye de forma positiva. La labor de coaching surge de la motivación, el bienestar integral del empleado y su compromiso con los objetivos. Para lograr un mayor compromiso, debes aportar las claves positivas que necesitas.
  • Propicia el empoderamiento. Una vez que los trabajadores adquieran confianza y sepan manejar las situaciones más complejas, estarán empoderados para actuar sin supervisión constante.
  • Sirve de guía. Antes que nada, el coach se preocupa por el desarrollo personal y profesional de sus colaboradores. Por ello trata de orientarlo para que crezcan y tengas las herramientas para ser exitosos en lo que se propongan.

En cuanto a la preparación para cumplir con las exigencias de un excelente coach empresarial recomendamos:

  • Acudir a diferentes eventos. Conferencias, seminarios, webinars y más son importantes para profundizar sobre el tema, aprender nuevas técnicas y estar actualizado sobre las diferentes tendencias.
  • Formación gratuita. Ya sea a través de libros, videos o cursos online, sirven para aclarar ideas, asimilar conceptos, tener una visión más clara de lo que se quiere hacer y adoptar un enfoque adecuado a sus habilidades.
  • Obtener una certificación coaching. Mientras que lo anterior es importante, la validación de los conocimientos lo es más. Esta especialización internacional exige tiempo, dinero y mayor esfuerzo en función de tener una preparación profesional acreditada.
  • Incorporar otras herramientas. Un entrenador dedicado y que persigue la excelencia no deja de aprender. En este proceso, herramientas como la ontología del lenguaje y la PLN son de mucha utilidad para complementar la preparación y expandir el campo de trabajo.
  • Desarrollar la escucha activa. Desde que te propones a ser un coach empresarial destacado, necesitas esta habilidad. En muchas instancias, ayudamos más escuchando que solo hablando. Esta concentración te permitirá identificar conductas, autolimitaciones y barreras que el coachee está pasando por alto.

Como una empresa reconocida a escala mundial, en ActionCOACH puedes obtener la certificación coaching internacional para convertirte en un entrenador avalado. Con la ayuda de especialistas de amplia trayectoria, tu esfuerzo y habilidades, puedes lograr el objetivo de ser un coach excepcional.Contáctanos hoy mismo.