Es común el rechazo natural a dejar que un “outsider” venga a vuestra empresa para resolver con alguno de losdiferentestipos de consultoría, los problemas que se os han presentado. Sin embargo, una mirada objetiva sobre vuestras operaciones puede resultar crítica en un momento dado. Esta realidad nos invita a explicaros las principales razones para contratar a un consultor externo.

Cuáles son los motivos para contratar a un consultor externo

Existen diferentes tipos de consultoría que pueden ayudarte a identificar dónde estás fallando y qué hacer para corregirlo. Como no puedes ser un experto en todo y a veces tendrás que improvisar, es preferible buscar ayuda. Por eso, os dejamos estas razones para contratar a un consultor externo:

  • Sirve para manejar conflictos. Sabe identificar los problemas entre el personal o miembros de un negocio. En su papel de mediador te ayudará a identificar las causas y proponer las soluciones más adecuadas.
  • Muestra las cosas como son. Puede que creáis que todo va muy bien, pero hay problemas subyacentes que se han ido acumulando. Con su experiencia, este especialista te permite entender las amenazas o debilidades para revelaros lo que está sucediendo y cómo proceder.
  • Proporciona soluciones puntuales. Para vos, muchos problemas son nuevos y resolverlos implica dedicarles esfuerzo/dinero. Mientras que la trayectoria del consultor externo le permite aprovechar su base de datos para ofreceros una solución efectiva, rápida y con acciones claras.
  • Aleja la zona de confort. A menudo, las organizaciones entran en una inercia que les impide ver las fallas operativas debido a una estabilidad aparente. Si os hacen falta cambios para evolucionar, un especialista puede daros una visión imparcial y las herramientas para hacerlo realidad.
  • Ahorra tiempo y dinero. Es posible que penséis que invertir 1 o 2 semanas capacitándonos o haciendo una instalación es una buena forma de ahorrar. Sucede que así estáis descuidando el funcionamiento y tus labores dentro de la empresa, en estas situaciones, un consultor externo es la solución de mejor costo-beneficio.
  • Conecta con actores del mercado. Gracias a su experiencia con diversos negocios y organizaciones, este especialista dispone una amplia red de contactos. Su intervención puede conectarte con mejores proveedores y socios para que crezcáis.
  • Permite descubrir oportunidades. Debido a sus amplios conocimientos sobre el desarrollo de empresas, este experto tienes muchas claves para la consolidación de vuestro negocio. Podéis aprovecharlo para aclarar dudas, preguntarle y tener ese valioso “insight” empresarial.
  • Permite conocer las últimas tendencias. Otro buen motivo para contratar un consultor externo es la formación que puede brindarte, pues él constantemente recibe información actualizada y aplicable.
  • Sirve de confidente. Ante la dificultad de hablar sobre ansiedades y temores dentro del negocio, el consultor puede ser un apoyo confiable para dilucidar temas más delicados.

Los motivos para contratar un consultor externo abundan y en ActionCOACH contáis con profesionales especializados en diferentes tipos de asesoría/consultoría para impulsar vuestro negocio y liderazgo. Con una metodología probada y avalada con excelentes resultados por la experiencia de más de 1,000 coaches alrededor del mundo. invitamos a preguntarnos cómo podemos ayudaros. Contáctenos.