A medida que las labores gerenciales se hacen más complejas, acudir a un business coach puede ser la solución más adecuada. Este acompañamiento, popularizado por la necesidad de un mayor desempeño individual o grupal, puede ser de gran ayuda en un momento dado para encaminar tu negocio.

Razones para acudir a un business coach

A diferencia del coaching ejecutivo, un business coach está dirigido a los líderes, dueños de empresas o emprendedores que no cuentan con asesores especializados. Esta situación puede conducir a un sentimiento de soledad o aislamiento, siendo fundamental un acompañamiento para intercambiar ideas y adquirir nuevos conocimientos.

Se puede recurrir a un coach de forma individual o colectiva con la intención de mejorar el desempeño laboral o el bienestar personal. Las empresas acuden a ellos para propiciar un cambio de la cultura organizacional, desarrollar competencias emocionales, alinear el trabajo en equipo y otras razones.

De acuerdo a diferentes definiciones, el entrenador de negocios tiene la función principal de desafiar a la persona que acompaña. El coachee (aprendiz), con su ayuda, debe ser capaz de reconocer por sí mismo aquellos aspectos emocionales y cognitivos que le impiden avanzar. Junto al coach, establece una hoja de ruta para establecer las acciones que darán pie a los cambios deseados.

Esta clase de especialistas cuentan con amplia experiencia dentro del mundo corporativo y las relaciones ejecutivas en una organización. Más que una labor de intervención o imposición mediante procesos, es un orientador que ayuda a líderes y departamentos a reformular sus creencias.

Beneficios del business coach para tu marca

Un buen business coach se guía por un código ético apoyado en cualificaciones y experiencias acordes. Además de promocionar una relación cercana y profesional, su contratación incluye varias ventajas:

  • Favorece la acción. Un entrenador dedicado reconoce cuándo no estás ejecutando el plan trazado. Su asistencia sirve para asegurarte de que vas por buen camino y que estás cumpliendo con los objetivos planteados.
  • Reduce el trabajo excesivo. El coaching te brinda las herramientas apropiadas para controlar a tus colaboradores y los aspectos críticos del negocio. Te puede ayudar con el manejo del tiempo, saber cómo delegar y disminuir la carga laboral.
  • Ayuda con los resultados. La misión del coach es darte una perspectiva distinta sobre los resultados. Si crees que estás avanzando y no es así, su feedback puede reencaminarte hacia el éxito.
  • Evita que malgastes recursos. El funcionamiento eficiente de tu negocio depende de lograr lo programado en el tiempo establecido. Cuando tardas más de lo pensado, el coaching está allí para optimizar tus procesos y para que soluciones puntuales.
  • Reduce la frustración. En caso de perder el foco o quedar estancado, el cambio de perspectiva de un coach evita que acumules frustración mientras encuentras la manera de avanzar.

Es mucho lo que un buen business coach puede hacer por tu marca y tu negocio. En ActionCOACH ponemos a tu alcance profesionales experimentados, capacitados y debidamente avalados, contáctanos.